¿Eres un selfie adicto?

Todos sabemos lo que es una selfie:  una foto que te tomas a ti mismo con el celular, sin embargo su uso se ha incrementado tanto que el término “selfie” ha evolucionado hacia varios géneros de autofotos, entre las que están:

• Helfie: Mostrando sólo el cabello, el peinado o un adorno en él

• Belfie: Mostrando el trasero.  El término nace de la unión de las palabras bum (trasero) y selfie

• Drelfie: En estado de ebriedad

• Shelfie o Bookshelfie: Con libros o libreros

• Usie o Groufie: Con varias personas

• Con selfie stick: Se utiliza un palo de metal extensible para sujetar el dispositivo y tomar la foto

De acuerdo con algunos especialistas el tomarse selfies pueden estar vinculadas a un problema de autoestima, ya que se suele buscar la aprobación de los demás. En ellas se exhibe solamente lo que se quiere mostrar, una imagen que no necesariamente coincide con la realidad; tal es el caso de las fotos tomadas desde un ángulo superior, que muestran un rostro más afilado.

Hacerse selfies en ciertos lugares puede tener la intención de mandar señales de un estilo de vida. Son más comunes entre mujeres que hombres. Se cree que se popularizaron cuando personas que viajaban solas mandaban fotos a su familia o amigos.

Pero, ¿cómo saber si una persona es adicta a esta práctica?  Aquí te enlistamos algunos comportamientos que pueden indicar si se padece o no  

•​Repites la foto hasta que sales como te gusta

•​Te angustias si no consigues el ángulo perfecto

•​Te quieres tomar una selfie en cualquier situación

•​Te pones triste o enojado si no recibes comentarios o likes

•​Sientes que cualquier ángulo es bueno para una selfie: acostado, frente al espejo, serio, sonriendo…

La selfie más retwitteada de la historia, fue la de Ellen DeGeners. En Instagram hay más de 79 millones de fotos tageadas como “Selfie”, lo que representa un 5% de todas las fotos en la red social.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *