4 SECRETOS PARA LA PLANIFICACIÓN FINANCIERA EMPRESARIAL

La planificación financiera empresarial es uno de los pilares para el éxito de cualquier emprendimiento. Es cierto que tienes que vender y hacer dinero, pero si logras todo esto, y no estás en control o no tomas buenas decisiones con las finanzas de tu PyME entonces es cuestión de tiempo para que tu negocio le de la bienvenida al fracaso.

Es por esto que quiero hablarte sobre los 5 secretos para la planificación financiera de tu empresa. De manera que puedas implementarlos en la gestión del dinero de tu negocio y tengas mayores posibilidades de encontrar el éxito empresarial.

Planificación financiera es igual a planeación estratégica

No todas las personas que emprenden se dan cuenta de la importancia de las finanzas en la empresa. De cómo estas, más que acumular dinero , se traducen en tomar decisiones que vayan acorde a un plan. A aquello que entiendes que va a suceder en el futuro, y que te evitan o reducen las situaciones inesperadas.

Es por ésta razón que la planificación financiera es equivalente a la planeación estratégica; y esto porque al final del día, todo lo que busca hacer un negocio es generar riquezas, en otras palabras, tener beneficios o utilidades después de haber cubierto todas sus obligaciones y compromisos de gastos y costos financieros.

Partiendo de esto, cuando la incorporas en toda la estructura de planificación administrativa, lo que realmente estás haciendo es creando estrategias financieras, que viene de la mano de un análisis financiero, que sostiene las diferentes decisiones empresariales que vayas a tomar.

Por lo tanto, el proceso de planificación no puede estar relacionado a la improvisación o a la inspiración momentánea, sino que debe responder a una ponderación inicial de dos cosas: Expectativas y capacidades; en otras palabras, de lo que quieres materializar con tu emprendimiento y lo que te permite tu estructura empresarial.

Importancia de la planeación estratégica

Tomando en consideración que al planificar las finanzas de tu empresa lo que realmente estás haciendo es elaborando estrategias, esto tiene, dentro del contexto de la gestión efectiva de tu emprendimiento, una gran importancia a razón de que te está evitando el elemento más destructivo en el modelo de planificación: La improvisación.

De acuerdo con el sitio web Fundera, 20% de los pequeños negocios fallan en su primer año, 30% en su segundo año, 50% en después de 5 años y 70% dejan de existir a los 10 años de haber comenzado.[1] Y una de las razones primarias para esto es la falta de planeación estratégica. Cuando el negocio no sabe a dónde ir, y responde, solo, a las necesidades puntuales que se presentan.

Esto da a la planeación de una empresa un enfoque de relevancia e importancia capital para quienes inician un emprendimiento. No es cosa de que si te gusta o no, o si es un mero formalismo o no, es que llevarla a cabo es determinante para el éxito de tu negocio.

Es cierto que hay personas que lo logran sin una “planificación” pero al analizar sus casos, aunque no hayan llevado a cabo los métodos para planificar tradicionales, sí tienen una visión clara de su destino empresarial y cuáles son los pasos para llegar a él. Por lo tanto, de manera implícita, están planificando, no como dice el librito de planificación pero con una estructura clara y definida.

Secretos para la planificación financiera

Luego de haber visto que la planificación financiera es lo mismo que la estratégica, y que su importancia permite o viabiliza la sostenibilidad del emprendimiento en el tiempo. Quiero compartirte los 5 secretos que suelo utilizar a la hora de planificar todo lo que tiene que ver con el dinero y mis proyectos.

Estas son cosas que pueden parecer obvias pero, a razón de su obviedad, suelen pasarse por alto; sin embargo, tienen un gran impacto en la gestión financiera de tu empresa. Lo cual te permite ser mucho más efectivo a la hora de ejecutar tus proyectos comerciales.

Es por esto que quiero compartirlos contigo. De manera los tengas como una herramienta práctica para planificar todo lo que tiene que ver con el dinero de tu emprendimiento. Optimizándolo para que tengas buenos resultados en las decisiones financieras que tomes.

Metas financieras

Lo primero que tienes que hacer es plantearte metas. Estas deben ser claras, precisas y alcanzables. Y, aunque esto es lo más obvio de lo obvio, son pocas las empresas que se planteas mentas concretas. Pocas se sientan un momento y, antes de ejecutar, piensan en lo que van a hacer durante las próximas semanas, meses o años.

El proceso de formulación de metas no debe ser complicado. Solo tienes que identificar qué quieres y el tiempo en que estás dispuesto a tenerlo. Pero lo más importante es que deben ser medibles. Tener objetivos o metas aéreas no te aporta nada. Tienes que ser intencional definiendo claramente lo que quieres lograr.

Para esto mi sugerencia es que te bases en lo real. No te vayas por las nubes, creyendo que eres dueño y amo del universo. Es cierto que debes ser aspiracional en tus metas, pero no puedes perder la cabeza. Debes centrarte y ser objetivo en tus planteamientos. Por ende, enfócate en todo aquello que puede ser: lograble, medible y alcanzable. No te salgas de ahí, y seguro tendrás éxito en tu gestión financiera.

Identifica opciones de inversión y crecimiento

Uno de los principales problemas que presentan las empresas, por lo general las PyMEs, es que no dedican tiempo a identificar opciones de inversión y crecimiento. Lo que suelen hacer es que se dedican a que, con el fluir del tiempo, invierten en base a demandas que surgen en un momento determinado.

Y lo digo por mí mismo. Cuando planifico no tengo un “capítulo” de inversiones en Finanzas & Proyectos, solo me centro den “avanzar” pero en realidad lo que estoy haciendo es postergando y dando un sentido de no urgencia a la inversión.

Es por esta razón que tienes que hacer el ejercicio básico de identificar esos espacios en donde puedes hacer crecer tu negocio, y te lo digo a ti, pero al mismo tiempo me lo digo a mí mismo. En otras palabras, debes tener un acápite dentro de tu planificación financiera empresarial que aborde el tema de las inversiones, porque esto quiere decir que piensas en el crecimiento y que realmente estás avanzado en tu gestión financiera.

Proyecta el comportamiento del dinero

Aunque se puede ver como algo muy elaborado y que solo va con los grandes emporios empresariales, proyectar el comportamiento es uno de los principales secretos de la planificación financiera. No te imaginas lo que esto te puede ayudar a manejar el dinero de tu proyecto de negocios.

Proyectar no es matemática cuántica ni física espacial. Es solamente identificar potenciales escenarios y sobre la base de ellos ejecutar. Estos escenarios son supuestos, no son ciertos, por ende, debes tomar en cuenta el margen de error natural de cualquier proyección.

No obstante, ten presente que las proyecciones, aunque son supuestas, están basadas en realidades. Si por ejemplo vendes $100 mensual, no es lógico que de repente digas que vas a vender $1,000, porque no tiene sentido. Debes hacerlo partiendo de aquello que seguro sabes que puede pasar y que al hacer tal o cual estrategia tendría tal o cual resultado esperado.

Ahorra

Por último, el quinto secreto para una planificación financiera exitosa es que te plantees el ahorro. Al igual que las mentas que deberían ser algo lógico en cualquier proceso de planeación, el ahorrar debería formar parte integral de la gestión financiera empresarial. Son pocas las empresas que ahorran.

Y esto es interesante porque este tipo de tópicos se vincula a las personas más no a las empresas, cuando el principio es universal, es decir, que aplica a ambos ámbitos del manejo del dinero, porque al final del día, el que ahorra es el que tiene (como decía mi papá) y las empresas, cuando no tienen, quiebran.

Por lo tanto, si quieres tener una buena planificación del dinero de tu proyecto, entonces tienes que ahorrar. Tienes que apartar porciones que más adelante vayas a invertir en el crecimiento de tu empresa, no lo veas como algo meramente de finanzas personales, sino como algo que le aporta valor a tu empresa y que seguro te evitará muchas situaciones que no quieres vivenciar.

Fuente: finanzasyproyectos.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *