11 datos para emprendedores

¿Estás a un paso de dar el gran salto de tu vida para emprender un negocio? ¿Tienes algunas dudas?

Todo este tema de emprender es completamente nuevo para mcuhos, aqui tenemos 11 cosas que debes saber antes de emprender ti

1. Comenzar de cero

A menos que hayas tenido una experiencia previa a crear empresa, una de las partes más difíciles de emprender es comenzar el día 1.

¡Sin un plan claro es casi imposible arrancar!  sin éste, es posible que cometas más errores. De igual manera caerás en ellos, pero hay varias formas de reducir riesgos.

Tener claro un modelo de negocio y hacer tu plan de negocio te ayudará a empezar.

2. La experiencia se construye

Tus clientes te preguntarán ¿qué hiciste antes? Si tienes la fortuna que los primeros clientes te paguen y además te sirvan de testimonio para los futuros, podrás construir rápidamente tu experiencia.

Si tu servicio es nuevo o no conocen tus facultades lo mejor es construir un portafoliode clientes (los 5 primeros) patrocinados por ti mismo. Tú les ayudas en algo que ellos necesiten y a cambio de eso, ellos hablan de tu producto y te recomiendan.

3. Exigencia del mercado

¡Comenzarás a crecer y te encontrarás cada vez más competidores! algunos con más capital, capacidad de innovación, recorrido y hasta más.  Esto hace que tus clientes también te comiencen a exigir más.

Tendrás que estar constantemente actualizándote con tendencias. Investiga y empatiza con tus clientes, proveedores y empleados para adquirir cada vez más conocimiento de tu industria.

4. Mantener contentos a tus clientes

Los productos y servicios deben ser diseñados pensando en tu grupo objetivo.  Será importante que conozcas y segmentes a tus clientes, identifiques sus necesidades reales, interactúes con ellos y des solución a sus problemas y deseos a través de lo que haces con tu negocio.

5. No tienes tiempo para ti

En algún momento te darás cuenta que comienzas a trabajar tanto que no tendrás tiempo para algunas prioridades. Preferirás un negocio a una tarde de gym y si no pones el freno, terminarás absorbido por tu propio negocio. Tus clientes serán tus jefes, especialmente si tu empresa es de servicios, te lo escribo porque cuando tenía mi agencia de publicidad esto era lo que sucedía hasta que me cansé.
Si no quieres que esto te suceda, deberás tener claras tus prioridades para crear estrategias que te ayuden a sacar tiempo para ti y también, debes construir un modelo de negocio que trabaje para ti y no ser tú el sistema.

6. El dinero no alcanza

Si alguien te dijo que emprender un negocio hará que te enriquezcas está en lo cierto con un PERO bien grande. No será de la noche a la mañana, no será fácil, tendrás que trabajar por ello, aprender y crecer como persona. Te verás enfrentado a situaciones financieras complejas, porque es una de las áreas más sensibles de un negocio. No serás el primero en pasar este obstáculo ya que todos los empresarios han pasado por algún ajuste de cinturón a nivel financiero, esto incluye sus finanzas personales.

Parte del éxito de los empresarios consolidados se debe a que entienden la dinámica de los negocios, saben que deben aprender a administrar sus inversiones y que deben pensar creativamente para salir de cada crisis porque siempre hay una solución.

7. La empresa crece y se tambalea

Todos los emprendedores quieren que su empresa crezca, pero crecer también se puede convertir en dificultad para algunos. Cuando tu negocio crece tanto que no estás preparado para ello, puedes quedarte corto de dinero o tus procesos se podrían atrasar y no dar abasto, los clientes pueden molestarse, la percepción de la marca podría afectarse, luego las ventas bajar y por último perder el equilibrio.

Enfrentarte a una situación así te puede afectar emocionalmente, pero  tener un plan claro y una comunicación efectiva con el equipo de trabajo te ayudará a mantenerte firme.

8. No era lo que querías

Es posible que después de mucho trabajar, termines por pensar que eso no era lo que querías, que finalmente no te apasionaba y que ese negocio era algo que sabías hacer o una oportunidad de ganar dinero, pero no sentías feeling con él.

Pensar esto y revisar la posibilidad de un cambio no está mal, no significa ser inconstante o algo parecido. Lo más importante de emprender un negocio es que lo disfrutes al máximo y esto te haga feliz. Si puedes elegir desde ahora el negocio que te llena y te apasiona, te ahorrará dolores de cabeza.

9. El dinero no es el primer paso

Si lo primero que quieres al emprender tu negocio es dinero, más adelante pueden pasar dos cosas: uno, tienes un imperio pero a nivel personal los lujos no te satisfacen, o dos, trabajar tanto por dinero hace que se aleje más de ti. Por eso pensar desde ahora en conectarte con tu propósito de vida e incluirlo en tu proyecto empresarial, hará que el dinero llegue a ti haciendo lo que amas.

10. Emprender un negocio con propósito de vida

Si buscas no solo mejorar profesionalmente sino trascender personalmente, sin duda tu emprendimiento debe conectarse con un propósito universal. Encontrar tu propósito y misión de vida te llevará a lo que aún no imaginas. Es creer en ti y en que existe una fuerza que hace que todo suceda para que el mundo sea sostenible.

Emprender con propósito es no trabajar solo para tu beneficio, sino para la humanidad, pero finalmente también recibirás tu recompensa y gratificación.

11. Emprender para servir

Existen muchos tipos de negocios, algunos basados más en el dinero y otros más en lo humano. Si vas a empezar desde ahora debes definir qué tipo de negocio quieres. El primero es posible que algún día te genere insatisfacción, el segundo te llevará a encontrar tu propósito. Cuando emprendes para servir encuentras todo lo que siempre quisiste al mismo tiempo, satisfacción personal y calidad de vida.

Fuente: emprendeconexito

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *